Historia de fuego

Publicado el

Cuentan que eran los más felices del infierno.

Recién despertada la mañana, Manuel planchaba la ropa después de haberle quitado el tizne.

A veces impartía cursos de cocina a las “marías” condenadas al fuego eterno por adulterio, a desempleados hastiados de no hacer nada, y a un grupo de ancianas sin descendencia que, a decir verdad, acudían a las clases solo para criticar los platos de Manuel: demasiado modernos.

Una tarde, Raúl después de tomarse un café bien calentito y de vuelta de la universidad, encontró en el buzón una carta con el sello del propio Hades; había llegado la hora de emplear las leyes del averno que venía estudiando en la Facultad de Derecho.

Manuel, de regreso a casa acompañado de Ana, su ahijada, que con solo seis años cumplía condena por causas desconocidas, se encontró a Raúl que, carta en mano y entre sollozos gritó:

—¡Nos echan del infierno, sabía qué terminaría pasando!

La pequeña lloraba enroscada a su pierna como si pretendiese constreñirlo.

Manuel y Raúl, condenados por amarse, eran expulsados del infierno por incitar y promover la libertad.

revista-zoque

 

Por Iván Yamuza
Collage de Nacho Mayorga

 

Si te gustó este relato, entra al blog de Zoque y accede al contenido de nuestra revista literaria online, o suscríbete y comienza a recibir todas nuestras ediciones impresas en casa.

Déjanos tu comentario

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

© Revista Zoque - Todos los derechos reservados - Diseño y desarrollo Ocioon - Marketing digital - Eventos Turísticos & Ocio