Aprendizaje transversal

Publicado el

Recuerdo un día en la piscina, cuando se dio la vuelta mi flotador y el mundo se puso patas arriba y cabeza abajo. Veía las piernas de mi madre bajo el agua hablando con sus amigas y pensé que la vida iba a durar muy poco, pero mi padre me sacó con una mano y me dijo convencido, con una alegría exagerada, que ya sabía nadar, me lo repetía eufórico, entonces entendí que las mentiras se meten por la nariz y llegan al cerebro, y que duelen muchísimo.

 

Por Lola López-Cózar

Lleva fotografía de la misma autora

 

Si te gustó este microrrelato, entra al blog de Zoque y accede al contenido de nuestra revista literaria online, o suscríbete y comienza a recibir todas nuestras ediciones impresas en casa.

Todos los textos de Lola López-Cózar en Zoque:
Fiebre

Déjanos tu comentario

Etiquetas:, , , , , , , , ,

© Revista Zoque - Todos los derechos reservados - Diseño y desarrollo Ocioon - Marketing digital - Eventos Turísticos & Ocio