Memoria rota

Publicado el

Escribir es recordar a cada paso

y viajar a un espacio forastero.

Las letras son el germen de un tiempo

que parece un puntito que pisa la memoria.

 

Escribir es organizarse contra el futuro:

tenues hilos, párrafos irreconciliables

que aseguran: ¡Te lo dije! ¡Lo había pensado!

y que nutren de nostalgias el presente.

 

La palabra se defrauda a sí misma,

al recordar aquello que habita en el vacío.

La tinta nos sacude, ahí donde la mente

decide abandonarnos.

 

La escritura se nutre de aforismos

que creíamos ciertos. Ahora, muertos.

Aunque forasteros, no marchamos solos:

su huella nos resiste más allá de la noche.

 

Por Tes Nehuén

Collage de Sonia Marpez

 

Déjanos tu comentario

Etiquetas:, , , ,

© Revista Zoque - Todos los derechos reservados - Diseño y desarrollo Ocioon - Marketing digital - Eventos Turísticos & Ocio