Isla desierta

Publicado el

Durante semanas, fui el hombre más dichoso de la faz de la Tierra. Ella y yo juntos, nadie más en nuestro nido de amor. A su lado ningún tiempo era muerto y cada segundo lo paladeaba como un rico manjar. Una de nuestras mayores diversiones consistía en jugar con la arena a ser Dios. A veces, construíamos castillos; en otras, estatuas. Hasta que una tarde, Mariví modeló un adonis al que, insuflándole aire como a un ahogado, le otorgó la vida. Desde entonces, el deseo que me concedió el genio de la lámpara se ha convertido en una verdadera pesadilla.

 

Por Nicolás Jarque Alegre

Fotografía Zoque©

 

Si te gustó este microrrelato, entra al blog de Zoque y accede al contenido de nuestra revista literaria online, o suscríbete y comienza a recibir todas nuestras ediciones impresas en casa.

Déjanos tu comentario

Etiquetas:, , , , , , ,

© Revista Zoque - Todos los derechos reservados - Diseño y desarrollo Ocioon - Marketing digital - Eventos Turísticos & Ocio