Invisible de María Ramos

Publicado el

¡Mira!

Hay un árbol centenario resistiendo, sujetando en sus ramas cien nidos.
¡Mira otra vez!
Hay un ojo rojo, un hueso roto,
unos pies hinchados sobre el frío suelo.

Sé que no me ves,
soy invisible a tu forma de mirar
y mi caminar es silencioso
y mi voz es interior,
si no te asomas, si no acercas el oído…
te quedas en el rosa del vestido,
te cuelgas al encaje que cubre mi espalda.
Pobre ignorante de escasa curiosidad.
Miles, millones de años de evolución
son la tersura de esta piel.
Miles, millones de mujeres pariendo
son mi maternidad latente.
Miles, millones de formas de esclavización
son mi rebeldía.
Miles, millones de formas de represión
son mi libertad.
Mi vida es compleja,
pero aprendí la dignidad
del que se conoce desde dentro
y toma la aceptación como los raíles de su tren.
Mi mente es compleja,
hambrienta y sedienta,
y me debo la palabra y la imagen
como agua y alimento
para recibir flores
de mis razonamientos.
Mi emoción es compleja,
efusiva e impulsiva
y no espera príncipes ni corsarios,
solo afectos sinceros,
amigos sinceros, luz,
electricidad reciproca de mismo voltaje.
Y con todo, soy invisible a tu forma de mirar

“Des-mito, ego te absolvo” 2014

Ilustración Araceli Peña para revista literaria Zoque Poema María Ramos

Ilustración Araceli Peña para revista literaria Zoque Poema María Ramos

Por María Ramos 

Ilustración Araceli Peña

Déjanos tu comentario

© Revista Zoque - Todos los derechos reservados - Diseño y desarrollo Ocioon - Marketing digital - Eventos Turísticos & Ocio