El tigre agazapado

Publicado el

Desde que se fue todo quedó en oscuridad, en silencio. Mi esfuerzo sobrenatural por ver, por escuchar, era como un bosque muerto a la sombra del intelecto. Infructuoso sin ella, inútil, y aun así lo intentaba. Las tinieblas, como murciélagos, sobrevolaban mis ideas. Mi propia respiración era un ruido ensordecedor, por ser lo único que rompía la calma.

Siempre atento y latente a cualquier movimiento, con las zarpas preparadas y los bigotes como antenas. Dispuesto a atraparla en el momento que hiciera su aparición, porque la necesitaba.
Tan grácil, tan bonita, tan deseada. Como un hada del bosque, la única que podía iluminar la oscuridad. Amor y odio son dos sentimientos distintos que vivía como uno solo cuando pensaba en ella, por eso la esperaba con deseo, con impaciencia, dispuesto a despedazarla si hiciera falta, a engullirla y así, hacerla solo mía, de nadie más, para que viviera en mis entrañas por siempre, susurrándome historias desde el estómago, contándome cuentos al dormir. Como cuando la conocí por primera vez y me llenó la cabeza de sueños, y las hojas de palabras. Hasta que un día se fue y las luces se volvieron oscuridad. Me convertí más que en un hombre, en un tigre sanguinario, rencoroso, que no vive si no es por ella, que no sueña, que solo tiene sed.
Por eso cuando la atrapé no tuve compasión, le rasgué las alas por si estaba ahí lo que buscaba. Luego la exprimí gota a gota, para que destilara la inspiración, pero el papel en blanco solo se llenó de sangre.
Una mancha roja que llevo como penitencia, y sobre la conciencia… la culpa. El delito de ser el único causante de mi desgracia. No volví a publicar desde entonces.
Cuando la gente me pregunta, les digo que me abandonaron las musas, pero lo que ellos no saben, es que yo asesiné a la mía.

Por Rosa Acosta.
Fotocomposición de ImatChus.

Encuentra otros relatos en nuestro blog literario, consulta nuestra revista literaria online o suscríbete y comienza a recibir todas nuestras ediciones en casa.

Déjanos tu comentario

Etiquetas:, ,

© Revista Zoque - Todos los derechos reservados - Diseño y desarrollo Ocioon - Marketing digital - Eventos Turísticos & Ocio