Convivencia

Publicado el

¿Crees que me chupo el dedo? ¡Cómo si no me diera cuenta de lo que te traes entre manos! ¡Siempre igual! Aquí se hace solo lo que tú dices, mi opinión no cuenta para nada. Tienes que dejar esa actitud tan autoritaria,los demás tambiéntenemos voz y votoen este espacioque piensas tuyo.

¡Ni que todo fuese tan fácil! ¿Crees que no tengo suficientes preocupaciones con el trabajo, la casa y los niños? Cuando llego quiero sentarme un rato y descansar, sin tener que pensar en nada.

Y encima sonríes, igual que si mis palabras fuesen un chiste, como si te estuviera contando un monólogo de “El club de la comedia”. No, esto es muy serio. Porque encima no lo encuentro, no es un animalito que tiene patas y anda. Me has oído venir y lo has escondido ¡Pero a base de bien! ¡Increíble!

Esto tiene que cambiar, vamos a tener que ponernos de acuerdo y llevarnos bien. Un día cada uno, y sin rechistar, asimilando con cordura las decisiones que tome el otro. La convivencia consiste en ceder cuando la ocasión lo requiere,  no únicamente en hacer valer nuestras decisiones. ¡Para eso están las dictaduras! ¡Que no! Que no me vas a convencer con mimos ni cariños, ¡ni si quiera con flores! ¡Dame ahora mismo el mando de la tele que quiero cambiar de canal!

Por Susana Násera

Fotografía de Nacho Mayorga

Déjanos tu comentario

Etiquetas:, , , ,

© Revista Zoque - Todos los derechos reservados - Diseño y desarrollo Ocioon - Marketing digital - Eventos Turísticos & Ocio